Rajoy no miente, es kantiano, pero no consigue ser constantiniano.

rey-rajoy-4--644x362

leviathan vs behemot

Con sus cuarenta años en la política de partido, con maestros schmittianos como Don Manuel Fraga y “ bushianos” como Aznar, Rajoy puede ser un seguidor del “ debes, puedes”, o quizás del orwelliano “ decid la verdad pues es revolucionaria”,,,Sin embargo, todo parece indicar, más bien, que es simplemente una veracidad típica de Rajoy, la del “ Si puedo, lo haré, pues soy fuerte”, aunque sea “ganando tiempo”.

Pero al decir la verdad al rey y a la nación no hay respeto a estos ni tampoco a la autonomía de los parlamentarios,es decir, al parlamento español, pues es muy sabedor de dos cosas evidentes en nuestro país: primero, que no existe como tal ni una institución liberal en España, y segundo, que lo ubicuo y todopoderoso, en todas esas instituciones políticas de la monarquía borbónica y en su partido ¿y en los demás partidos?, es la figura, su figura, del “jefe del partido” en el gobierno; la de un Dios en la tierra de partidos y de la partida nación,ahora bien o ahora mal… sin mayoría absoluta de “mandados” en el Congreso después del 20D!
Rajoy, ese dragón bíblico en lucha con su “podem-Behemot”, es un Leviathan herido. Herido de veracidad; de una verdad que ya nadie cree. Ni el rey.
La realidad parlamentaria actual es la de un Rajoy y Rivera que no suman la mayoría. Han perdido el poder.

No es suficiente que diga la verdad , que mienta, por su bien, en cumplimiento del deber kantiano, sino que esa verdad o mentira sirva para algo mejor, como Constant le hizo ver al maestro de Köenigsberg.

Sin embargo, esta última verdad o mentira de Rajoy tampoco le salvará, ni a él ni a su partido ( salvo que suene el teléfono por una llamada de Berlín en el despacho de Pedro Sánchez- como otrora sonara en el de Zapatero-), pues entre los avezados espíritus prácticos de hoy, la mentira hace tiempo que ha perdido su limpia función de burlar lo real,,,

No hay “adorno” posible con la verdad en la inhumana sociedad actual. Ya “nadie cree a nadie, todos están enterados. Se miente / y se dice la verdad/ sólo para dar a entender al otro que a uno nada le importa de él, que no necesita de él, que le es indiferente lo que piense de uno. La mentira, que una vez fue un medio liberal de comunicación, se ha convertido hoy en una más entre las técnicas de la desvergüenza con cuya ayuda cada individuo extiende … la frialdad a cuyo amparo puede prosperar.” España precisa, por tanto, no ya una gran ética-política, sino sencillamente una “mínima moral “ y no sólo de adorno como el articulado de la constitución de 1978.

PD: Es recomendable : http://www.amazon.es/%C2%BFHay-derecho-mentir-incondicionado-Pensamiento/dp/8430954503

Comentarios en facebook

commentarios

Related Posts

No related posts found.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>